29 de noviembre de 2019

Sálvese quien pueda.

Se  nota a la legua que no has vivido una guerra, de esas de las  chungas, me dice él con su lascivo atrevimiento.

Pero guerra de la buena, sí que puedo darte, y mucho más de lo que tú te imaginas, pienso yo sin decir nada, porque  a los dos nos sobran las palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario