24 de marzo de 2019

Promentido

Imagen por Idoia Laurenz 
Se comprometió a rapar su cabeza como una prueba de amor incondicional. Fue su gesto de solidaridad conmigo. 

En cierto modo cumplió su promesa. Nunca volví a verle el pelo.

4 comentarios:

  1. Pues, como dice el refrán: A enemigo que huye, puente de plata".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así pienso también, Loam. Ese refràn no lo conocía. Me gusta y me ha inspirado otro micro. Lo escribo luego. Gracias por pasar. Un gusto verte por mi espacio.

      Eliminar
  2. Qué buen breve, Idoia. Y qué bueno verte escribir otra vez.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Ongi etorri, Idoia!!!
    Un placer leerte de nuevo. Y esas fotos...!
    Muxutxuak, polit hori!
    ;)

    ResponderEliminar